prótesis dentalesLas prótesis dentales tienen una función fundamental en nuestra estética dental que va más allá de las apariencias. Restaurar la anatomía de una pieza dental ayuda a solucionar problemas más importantes y serio que en muchas ocasiones el propio paciente desconoce.

La colocación de una prótesis protege al resto de las piezas dentales de daños o deterioros, al tener huecos dentales en nuestra boca el resto de los dientes se amoldan y adaptan a la nueva posición, dando lugar a problemas o conflictos en la salud de nuestros dientes, evitando incluso fracturas dentales.

Las prótesis dentales pueden ser de dos tipos fundamentalmente:

  • Fijas
  • Removibles

Las fijas no se pueden extirpar o separar mientras que las removibles se pueden retirar para su higiene. También pueden ser parciales o completas, dependiendo de si se reemplaza parte de la dentadura o toda ella, bien sea en la zona superior o inferior.

El tipo de prótesis está íntimamente relacionado con el éxito de su colocación, ya que una excelente calidad y fabricación en las piezas dentales hace que el resultado final sea óptimo, consiguiendo, de esa manera, una perfecta funcionalidad, estética y durabilidad.

En resumen, la prótesis dental devuelve los dientes perdidos, con los que usted podrá volver a sonreír con naturalidad y comer.